Somos una misión que reconoce el corazón pastoral del Creador (Jeremías 3:15). En nuestra búsqueda de y obediencia a Dios, cuidaremos infatigablemente a los demás (Gálatas 6: 2; Filipenses 2: 4; Romanos 12:10). También cuidaremos de los miembros de nuestra misión y de nuestro equipo (Gálatas 6:10), sin descuidar a los necesitados a nuestro alrededor (Mateo 25: 31-46; Santiago 1:27).